Decoración

El arte de elegir. ¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar cuadros?

El arte de elegir. ¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar cuadros?

Comprar un cuadro, ya sea para tu casa, tu oficina o el local de tu negocio, es una oportunidad de elegir para ese espacio un elemento que refleje tu estilo y personalidad. Hay muchas opciones disponibles, pero es frecuente que nos encontramos o con un producto de baja calidad artística, materiales de impresión poco sofisticados y opciones de enmarcación industriales, básicas y de poco valor, o por otro lado, opciones muy exclusivas y caras.

Por eso en Nomadart, además de ofrecerte un catálogo de láminas con o sin marco y lienzos enmarcados o sin enmarcar que te ayuden a decorar tu casa con una calidad excepcional y un precio ajustado, te queremos dar unos consejos, que te faciliten el proceso de decisión, para que elijas y aciertes. 

1. Conexión Emocional 

Antes de sumergirte en la estética y técnica, pregúntate a ti mismo: ¿Qué emociones quiero que este cuadro evoque en mí y en mi espacio? La conexión emocional es fundamental al elegir una obra de arte. Busca algo que te hable a nivel personal, que te inspire o te transmita una sensación única.

2. Estilo y Estética: Define el estilo que deseas para tu espacio. ¿Minimalista, contemporáneo, clásico o ecléctico? La elección del cuadro debe complementar la decoración existente y reflejar tu gusto personal. Considera también el color y la temática para asegurarte de que se integre armoniosamente con el ambiente.

3. Tamaño y Proporciones: El tamaño importa. Antes de comprar, mide el espacio donde planeas colocar el cuadro. Asegúrate de que el tamaño sea adecuado y proporcional al entorno. Un cuadro demasiado pequeño puede perderse en una pared grande, mientras que uno demasiado grande puede abrumar un espacio más pequeño.

4. Técnica y Material: Familiarízate con las diferentes técnicas artísticas y materiales utilizados en la creación de cuadros. Desde óleo sobre lienzo hasta acuarelas, cada medio tiene su propia estética única. También considera la durabilidad y el mantenimiento, especialmente si planeas colocar la obra en una ubicación expuesta a la luz solar directa o cambios climáticos.

5. Contextualización del Artista: Investiga sobre el artista detrás de la obra. Conocer el contexto, la carrera y la inspiración del creador puede proporcionar una perspectiva más profunda sobre la obra y agregar valor a tu experiencia como propietario.

6. Presupuesto: Establece un presupuesto realista. El arte está disponible en una amplia gama de precios, y es importante encontrar algo que se ajuste a tus posibilidades financieras. Recuerda que la inversión en arte no solo es financiera, sino también emocional.

Al elegir un cuadro, no se trata solo de estética, sino de crear un lazo significativo entre la obra y tu vida diaria. Tómate el tiempo necesario para explorar y descubrir la obra perfecta que no solo adornará tu hogar, sino que también enriquecerá tu experiencia estética y emocional. 

Dejar un comentario

Todos los comentarios se revisan antes de su publicación.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.